viernes, 2 de noviembre de 2012

Finally you.

De aquí al fin del mundo. ¿Sabes? las cosas han adquirido otra dimensión desconocida, las cosas ahora son mucho más complejas, no se pueden resolver con un simple cálculo matemático. En cuanto el amor llama, sin quererlo, a nuestras puertas somos incapaces de decirle un rotundo no. Todos, todos queremos enamorarnos, que una persona nos haga sentir cosas desconocidas y a la vez maravillosas. Que aprendas de ella, que sin quererlo día a día te quedes con la boca abierta por su compañía, que los "Te echo de menos" por fin adquieran el significado que se merecen.

En cuanto los sentimientos afloran los miedos empiezan a empatizarse contigo. Miedo a que se aleje, a que no fueras su insomnio, miedo a que la magia se perdiera, miedos a que algún día deje de formar parte de tu vida. Esos miedos nos paralizan y entran hasta lo más hondo de nuestro ser. Sin quererlo comienza la desconfianza... Las obsesiones, las ganas de ver quién le ha escrito, qué estará haciendo, y lo más importante, con quién. Tener miedo a que encuentre a un chica mucho mejor que tú, que le complete mucho más, que formen esa unidad. En estos casos también observarías la poca autoestima que tienes contigo misma. Tú preciosa sonríe, y no lo hagas por demostrar lo feliz que eres o por sacar una tapadera, hazlo por ti. Porque el primer paso para que te quieran, es quererte y respetarte a ti. Y sino piensa ¿Quién lo haría?

Mi humilde experiencia me dice que los momentos no hay que buscarlos; tienen que surgir, sorprendernos de cómo hemos llegado a ese punto álgido de felicidad,  hay que exprimirlos hasta la última gota. Puede que cueste, nadie dijo que fuera sencillo, pero seguro que merece la pena, todo ese amor invertido, como si de acciones estuviéramos hablando, tendrá sus beneficios y seguramente gane la banca.
Que un estornudo sea una excusa para reíros como niños, que el frío haga de alcahueta entre vosotros, que los buenos días tengan ese sabor, ese color, esas palabras que despiertan al corazón a la hora que sea.


Como conclusión decir que las personas podemos ser de lo mejor y de lo peor. Que seguro que vendrá uno que juegue contigo, que te pisotee y que tú sigas detrás. Las mujeres, y nuestra capacidad y obcecación por la lucha. Seguro que no recibirás el misma amor siempre, seguro que hay épocas en las que te sientes vacía, como si en tu vida no hubiera ese "alguien", seguro que renuncias a tu orgullo por aquel que ni siquiera lo agradece. Seguro, seguro, seguro... Pero ante esto, ten una cosa clara: aparecerá alguien, ese alguien con el que no te abras tan rápido, con el que te cueste por el daño que algún cabrón te hizo, seguro que te hace sonreír y poquito a poco ilusionarte. Hará que tengas ganas de llorar todo el día de felicidad, que hagas cosas inimaginables hace a penas unos meses, que tu conversación sea siempre él, sí puede parecer un poro egoísta, pero ¿Porque no demostrar tu felicidad? Te lo mereces, así que sal a la calle y sonríe, te lo mereces y tú solita te lo has ganado. Ya nadie te hará daño, nunca más. Tú eres más fuerte que todos ellos juntos.

"True love stories, never ends"

miércoles, 5 de septiembre de 2012

Tus labios de miel.

La infinidad de veces que soñé esto, estos sentimientos... Darme la vuelta y verle, mirándome como un pasmarote. Notar su olor a kilómetros, saber que es lo que está a punto de decir en cada momento, que con una mirada cómplice me diga que todo va a salir bien y que mi sonrisa resurja de entre las lágrimas.

Siempre supe lo que quería, pero él ha superado con creces todas y cada una mis críticas expectativas. ¿Casualidad o causalidad? No sé, no quiero imaginarme que hubiera pasado si esa noche no me hubiera tomado la última o no te hubiese robado ese gorrito infraganti. Si en vez de darte mi número hubiéramos quedados con un "Ya nos veremos". Todo fue justo como debía pasar: conocerte, oír tu voz, sonreír como una niña, ilusionarme, imaginaciones, cavilaciones pasajeras, vernos, y poquito a poco ir enamorándonos.

¿Cómo podría cansarme de ti? ¿Cómo podría olvidarme de la persona que hace que mis ojos brillen como nunca, que mi sonrisa hable por si sola, que me den ganas de salir brincando y chillando que te quiero? ¿Cómo? Eres perfecto para mi, te lo he dicho mil y una veces. Eres el mejor pensamiento al acostarme y despertarme, eres las mariposas, eres la primera calada del cigarro, el primer baño del verano, un 10 en un examen, el mejor beso y la mejor caricia, el mejor masaje dado por el hombre, la mejor rosa roja... Eres tú y con eso ya, para mí, es todo lo que quiero.

Pararía el tiempo, sí, ese que pasa como una constelación cuando nos juntamos. Lo pararía en el mirador, viendo la cuidad iluminada, la luna llena y tú mientras susurrándome como la ciudad caerá a nuestros pies, que esta será mi nueva casa. Quedarme ahí en tu sofá, tirada, con la única vestimenta de una camisa usada. Discutir por la ducha, despertarme y ver mi taza del starbucks preparada y llena de café, sentarme en la terraza y que los primeros rayos de sol golpeen mi cara cansada, que no quieras besos mañaneros por el sabor de tu boca, que te rías como un niño y que muera de amor.

No acostumbro a decir un "siempre". me han enseñado que no debería prometer nada si no estuviera segura de ello. Pero contigo me salen como "holas". Quiero que seamos el claro ejemplo de personas que no se vuelven a engañar, que la confianza es su principal pilar, que yo no me vea con otro ni tú con nadie más. Quiero poder hacerme el tatuaje de la C en la muñeca y que tu estés ahí para cogerme la mano por el dolor de la aguja. Quiero despertarme todos los días arropada por tus brazos, que se nos haga de día, que siga sentándote tan bien, quiero que me calles con mil besos, que me sorprendas y que seas feliz conmigo hasta el último suspiro.... Quiero, quiero, quiero. ¿Pero sabes lo que más quiero y deseo? A ti, junto a mi, agarrándome y diciéndome que te cuesta respirar si no es a mi lado.

viernes, 27 de julio de 2012

Cuestión de esperanza.


Una tormenta pasajera en una noche de verano, los relámpagos rugen, rompen, iluminan. Iluminan mi mirada que se clava en la calle, y entonces, mi imaginación flota, fluyo entre mis sensaciones y se imagina bailando debajo de ella, quitándome los problemas y dándome las fuerzas que me faltan para poder coger al toro por los cuernos y decir lo que siento. Sí hablo de sentimientos.

Él nunca me prometió lunas, nunca dijo que sí cuando era un no rotundo, su risa maliciosa nunca cesaba cuando la mía le hacía eco. Sus insultos bobalicones, sus ganas de ser de nuevo un adolescente, sin ganas de vivir de nuevo, de encontrar a alguien tan afortunada como yo. ¿Destino? ¿Suerte? Un poquito de aquí un poquito de allá. Sus “pequeña” sus “princesa” sus “nena”.
Él, mis ganas de la llegada del viernes para que la noche vuelva a ser joven, para que la noche no tenga horarios ni sueños, para que mi mente vuele lejos… Pero tan cerca de él. Mis ganas de aprender a cocinar, y a saber que los platos van en el lavavajillas y no en la lavadora. Mis ganas de hacer listas interminables de cosas ansiadas, exclusivas, suyas.

Hace que me ría, que me ría muchísimo. Pero no esa sonrisa de semblante, no, esa sonrisilla de tonta, de niña con algodón de azúcar, me da esas ganas de salir a calarme en medio de una tormenta, esa gracia de hasta mi propia sombra, esos instantes en los que espero que mi pequeña marmota despierte de su letargo y me cante sus mañanitas. Esa sonrisa de mediodía al ver como al llegar a casa me recuerda y se preocupa por mi sueños, ingenuo, no sabe que mi cantinela nocturna es con sus tonterías, sus locuras, su voz… esa voz que hace que fantasee y que me teletransporte unos 149 kilómetros aproximadamente.

Siento que estoy tomando un camino difícil, jodido dónde los haya, pero tengo seguro que será el más satisfactorio. Quiero regalarte miles de momentos, promesas, bailes bajo la lluvia, clases de cocina, velas con olor a vainilla, libros excitantes, discusiones de tirar la casa por la ventana, reconciliaciones con no nos harán conciliar el sueño. Robarte miles de besos, susurrarte mas de ti mientras el amanecer nos dice que nuestros sueños comienzan a evaporarse. Perderme en sus brazos y encontrarme en sus ojos; esos ojos que piden más de mí, más de él, más de nosotros.

Un día me preguntaste cual era mi ilusión, en ese momento no supe que contestarte. Ahora creo que lo tengo claro: Una persona que me quiera hasta enfermar, que junto a ella la vida sea menos jodida. Y que el mejor lugar del mundo en el que haya estado sea colgando de mi sonrisa.

¿Por qué a quién no le gusta una bonita sorpresa?

domingo, 15 de julio de 2012

El cielo y el suelo.

Y con el tiempo llega la calma o también apodada melancolía. Es difícil ver que el tiempo pasa, que el verano se acaba, que las horas aquí se van esfumando y que no estas aquí, que ya no formas parte de mi vida. Vueltas y más vueltas a la cabeza... Culpas que no tienes, fallos que nunca cometiste, palabras que nunca salieron, gestos que solo se quedarán en sueños, al igual que lo nuestro.


Nos falló una cosa, el miedo. El miedo a hacernos daño, pánico a que la otra persona fuera necesaria en nuestro día a día, terror a los escalofríos y a las miradas sin sentido. Nos dio miedo empezar algo que sabíamos que más tarde sería imposible de parar. Siempre nos dijeron que las prisas no son buenas pero también nos hablaron del que no arriesga no gana. Y creo que nuestro mayor fallo fue tener miedo a la victoria.

miércoles, 4 de julio de 2012

Fuiste tú.

Una bocanada de aire fresco recorrió mi cuerpo esa noche tan calurosa de verano. Los pies en alto apoyados en la  barandilla del balcón. Mis pantalones desgastados y medio rotos con un top que no dejaba hueco a la imaginación. Silencio, calada, suspiro. Ir y venir de luces al horizonte. Estaba sola. Millones de estrellas en el cielo, una luna inmensa que me miraba  con ojos de "Tranquila todo va a salir bien". Ladridos y más ladridos, empatizo con ellos y me fundo. Ellos quieren poder dormir bajo un techo y yo, que él vuelva bajo el mío. Cada cinco ladridos un silencio, cada cinco suspiros un recuerdo, un sueño... Ellos atados con cadenas, yo con rencores y orgullo. Apago el cigarro, ventana medio abierta, cama fría, solitaria. La noche parece interesante entre vueltas y vueltas, entre 30º, entre pensamientos subidos de tono patrocinados por él. Cierro los ojos, el mundo toma un respiro y se apaga. Por otro lado se enciende el de la mente, donde todo es cierto, donde no hay pegas, donde estas peleándote conmigo por la almohada... Buenas noches y dulces sueños cariño.

Take care.

Verás, sin quererlo, con tan solo 60 segundos bastó para darme cuenta de que todo lo que necesito lo tengo al lado mío, tengo todo lo que quiero y quiero todo lo que tengo ¿Se puede pedir más? He recorrido un larguísimo camino, con bastantes obstáculos para formarlo y ahora quiero preguntarte si tú piensas igual. Y lo que es más importante si dentro de tus necesitos y quieros estoy yo. Sí la respuesta es un sí, mi reacción sería un poco peculiar, estas cosas no suelen pasarme. Así que tengo que hacer una propuesta: Te propongo que no hagamos planes. Te propongo que nos demos una oportunidad ¿por que no? Y que evolucione esto por sí solo, solo nosotros... Bueno ¿qué me dices?. ¿Quieres no hacer planes conmigo?

martes, 3 de julio de 2012

Ve y consigue lo que mereces.

Quiero decirte que escribí una carta, una carta en la que por fin decidí abrirme. Un carta con ocho folios por las dos caras y con subrayado rosa. Saqué todo, por ejemplo el dolor que ardía dentro de mi cada vez que discutíamos y pegabas, de nuevo, un portazo a mis lágrimas. Metí dentro de ella todos los regalos con los que me compraste, todos los celos al verme bailar con otros, toda la gasolina que malgastamos recorriéndonos media España intentando encontrar el amor que se había ido perdiendo. También incluí la distancia, los kilómetros y kilómetros que muchas veces hacían que lo nuestro fuera un "imposible" que no quería admitir. En ella puse todo lo que no me dijiste,lo que no hiciste y lo que ansiaba. Escribí todo lo que un día fui incapaz de decirte. Todo lo que pensaba cuando me sonreías y cuando no querías que volviera a mi morada. Escribí tu pasotismo cuando te decía que la luna estaba preciosa esa noche y que odiaba las pasas.
Describí uno a uno como de erizados estaban los pelos de mi brazo al verte bajar de tu coche, escribí lo realmente enamorada que estaba y estoy. Escribí como tus besos saciaban toda el hambre del mundo y como tus manos tocaban la mejor sinfonía jamás escrita. Incluí las horas y horas hablando de tus logros con mis amigas, todas las críticas de la gente que no nos conocía, que no conocían el amor.
Es el momento de contarte todo lo que no fui capaz de decirte aunque el tiempo haya sigo testigo de que he perdido esta carrera. Esta carta no tiene ni receptor ni siquiera destinatario, como tu me enseñaste nada más conocernos no abrirme a nadie, seguro que me hacen daño. Estos sentimientos al igual que su papel arderán, todo ha quedado en el olvido, y espero que así sea. Punto y final. Esto me pasó por no hacerte caso desde el principio: "Son trozos de carne no te esperes nada de ellos"

lunes, 11 de junio de 2012

We are young.

Saca una sonrisa, eres joven. El mayor regalo que nos ha podido dar la vida y tu estas ahí desaprovechándolo. Está claro que nuestra juventud no va a ser un caminito de rosas, que las cosas nunca nos las darán hechas y que lo mejor cuesta, y mucho. Sonríe, como cada sábado haces cuando ves que la cámara te enfoca, pero cuidado no te agaches tanto, demuestra tu preciosa altura. Somos jóvenes, disfrutemos mucho, cerremos todos los corazones que podamos y enamoremos todos los bares que nos permita la mayoría de edad.
Es la época de experimentar, de hacernos todos los días unas cuantas pajas mentales (estamos en edad de ello), es nuestro momento. Haz que tu memoria selectiva se colapse, necesitamos buenos recuerdos, historias de héroes.
Somos jóvenes, así que no quieras encontrar el amor de tu vida, eso es teóricamente imposible."Vive y deja vivir" Así que fuera ataduras y hola dibujos de sábanas que te provocarían la risa tan solo verlas. Hola desayunos, cuyo único plato es el de un cigarro "mañanero". Hola a miles de objetos perdidos y miles de personas, de nuevo, encontradas. Hola a las borracheras de portal y a las lágrimas de almohada. Hola farmacias de guardia en busca de condones olvidadizos, adiós miedos, adiós imposibles. Hola a los amores imposibles, obsesiones femeninas, conversaciones eróticas al igual que muchos sueños. Adiós complejos, fuera las edades, hola los cuerpos y las ganas. Adiós la ropa. Hola sol.
Hola Juventud, he escuchado cosas maravillosas sobre ti. Creo que ya es hora de seguir tus pasos.

"Remember we are young, tonight"

martes, 5 de junio de 2012

Missunderstand

Que una persona sea única es un poco cuestionable. Sea especial. ¿A quién nunca le han dicho eso? Losé seguro que a muchos de vosotros, pero ¿y si no se refieren a tu definición de "especial"?
Para mí una persona es especial cuando necesito hablar con ella al menos una vez al día, es como una obligación, o por lo menos para mi felicidad diaria. Es esa con la que nunca te aburres, con la que puedes enfadarte y a los dos segundos sumergirte en un abrazo de 5 minutos. Es esa que hace que te acuestes a las tantas, hasta que alguna noche veas amanecer. Es aquella con la que no querrías que nunca acabaran las conversaciones, que le volverías a tirar la caña mil veces, o hasta balas (si de esa forma se diera cuenta). Aquella que en las que las noches de fiesta tu subconsciente hace que tus ganas de verla se multipliquen por mil. O por lo menos la tranquilidad de que está al fondo del bar, o en medio de la calle principal de la cuidad en la que tus sentimientos van en dirección contraria para chocarse con ella. Aquella que hace que sonrías más al móvil, o a la pantalla del ordenador que a tu propia familia. Aquella que cuando te besa para el tiempo.




jueves, 24 de mayo de 2012

Como bestias...

Me miraban como un monstruo, como una auténtica bestia; al igual que el cuento o la película que Disney. No sabía el porqué, mis actos tampoco eran "tan malos". Podía ser porque mis palabras dolían más que cualquier espina. Esto ocurría porque mi cerebro y mi corazón tuvieron un affaire mal parado. Iba con la cabeza alta y mirando a la gente desde las alturas, eso ocurría por los 15 cm que hacían que mis piernas se estilizaran. También por mi pito de voz o por mi hinchazón de la vena aorta. Que se le va a hacer si la afonía se avergüenza de mí y de mis malhumorados despechos. Probablemente sea que mis ojos tienen algo de oscuro o de pasión; no puedo hacer nada si las sombras y el eyeliner son mis complementos perfectos. Egocéntrica, caprichosa, impaciente, con sangre demasiado caliente. 
Pero claro, espero, que al igual que en el cuento cuando mi flor (guardada en una urna de una habitación escondida de mi palacio) esté apunto de morir aparezca ese alguien que me mire a los ojos y que me diga: Conmigo no puedes, yo no te tengo miedo.


- Tú me sonreíste, así que asume las consecuencias.

lunes, 21 de mayo de 2012

Tus sueños se harán realidad.

Ahora eres tú el que tiene la batuta, ya vale de sufrimientos unilaterales. Es el momento de que rechaces a los que algún día te dijeron que "no". Este el momento para gritarle al mundo que estas aquí, de nuevo, para ser feliz. Es el momento de buscar lo que un día ni quisiste tener, y de recibir peticiones que en tu vida te imaginarías. Es hora de no mirar el reloj.
Es hora de trasnochar viendo el amanecer, de bailar junto a una pared y cogida de la cintura por un perchero. Es el momento de ser valiente, es el momento de sonreír con un día de tormenta y de cantar hasta desgañitarte. Es el momento de que te conozcas y sepas quién eres. Es el momento de demostrar que eres fuerte, que no te mereces lo que te está pasando. Es el momento de mirar hacia delante, mirarnos, y preguntarnos: ¿Porqué no? Y por último ya es el momento en el que escuche de tu boca salir un te quiero.

martes, 15 de mayo de 2012

Llama al sol.

Dicen que enamorarse es como un juego, con mareos iniciales. Aunque cuando este ya haya acabo lo único que quieres es más y más. También dicen que el amor es como un autoreflejo, como sonreír, respirar o tener miedo. Tengo que reconocer que nunca fui una niña temerosa. No era de las que creían en el "Coco" o en el monstruo de debajo de la cama. Desconocía de la existencia de vampiros y fantasmas. Podía enfrentarme con las niñas que hacían que llorara y no tener miedo a que me quitaran el bocadillo en el recreo. Y así hasta hoy. Segura de poder coger un amago, avanzar un callejón vaciando el cargador.
Porque eso no es lo que me da miedo. Estoy aterrada por tomar decisiones que hagan que mañana ya no pueda cambiar, miedo a que pase el tiempo y que de buenas a primeras este mirando los sofás de mi casa nueva. Miedo a ver una sonrisa falsa o una mirada despedazada de dolor. Escuchar un "Esta tarde tenemos que hablar" o de recibir una carta diciendo que no es por mí, sino por él. Miedo a buscar colegios y canguros, y pensar en un lugar para vivir cuando no tengamos pulso para sostener la mano.Y, de pronto, todo este terror se empieza a disfrutar como looping de una montaña rusa. Y, eso, es la felicidad. 


- No nos gusta tener una cosa y a la vez perder otra, pero lo cierto es que casi todo en la vida consite en eso: Ganar perdiendo.

Maybe

Llegó el momento de decidir, ya no había marcha atrás. Vomitaba palabras, sentimientos, miradas, recuerdos, fé y fantasía. Las cosas suceden por algo, por un alguien. Estábamos hechos para cruzarnos, los días sin nuestra compañía habrían sido muy aburridos aunque seguramente mucho más productivos. Esta compatibilidad y ganas de reír al escuchar nuestras voces al unísono. Esas horas pegadas al teléfono, esas noches interminables en las que no quería dormir, esos kilos de cafeína que nos metíamos al cuerpo. 


Estabas hecho para mí y yo para ti. Ni más ni menos, el que arriesgó ganó y luchó por lo que llegamos a consolidar.
Alguien me dijo una vez que los valientes son sexys. Y no os podéis imaginar lo sexy que es cuando ronronea pidiéndome más, mucho más de mí.

sábado, 5 de mayo de 2012

Nuestro último tango en París.

Entró, dejó su mierdas y volvió a salir de mi vida como tantas veces a hecho. Las mismas palabras, los mismos hechos, las mismas jugarretas y planes. Dudé al pensar si por fin habría cambiado pero me acordé de una pregunta o mejor dicho del entrevistador. Me acordé de sus miradas embobado en mis ojos, de su risa y de su vergüenza al tenerme al lado. Me acuerdo de su cara, cual poema, hablando del otro. De su pregunta: ¿Aún le sigues queriendo? No supe que contestarle, aún no me había hecho esa pregunta. Un bucle de sentimientos me tragaron. Eché valor y contesté, sin tener muy claras las ideas.
No le quiero, vamos por lo menos no como antes, pero si te dijera que no pienso en él, te mentiría.- le dije.
No contestó, pasamos de tema. Pero yo seguí con el run run en mi cabeza. ¿Aún seguía sintiendo algo? La verdad que pensándolo con la cabeza fría digo que no, que no le quiero. Solo guardo recuerdos, sobre todo malos. Cerré la puerta con candado y tire la llave. Pasado pisado ¿no?


Como la espumita del cola-cao.

¿Porqué coño tenía que estar tan guapa por las mañanas? La miraba, y la volvía a mirar. Nunca me cansaré de ella. Adoraba verla entre mis sábanas, con su boca abierta enseñando sus sexys labios y su meticulosa costumbre por tener los dientes perfectos. Su pelo recogido en un moño mal hecho. Aún tenía las sombras de los ojos perfectas aunque el rimel había dejado su huella en mi almohada al igual que su perfume dulzón. Su cuello estilizado con la gargantilla que se compró en Roma. Su espalda desnuda. No quería que nadie, mas que yo, pudiera besar esa constelación de lunares de su espalda. Sus brazos entrelazados entre mi pecho y sus piernas unidas a las mías como un candado. Por  fin la tenía conmigo; tanto amor silencioso por fin tuvo sus frutos. Pero mereció la pena, ahora la tenía aquí, con nadie más. 
Hice café, zumo de naranja, compré sus napolitanas favoritas y cogí prestada una rosa del balcón de la vecina. Lo llevé a la cama; y con un besito en la nariz y un te quiero, mi princesa se despertó. 
¿Quién dijo que los despertares no pueden ser perfectos? 

- Tú eres el producto de innumerables parejas que durante siglos buscaron el amor.

jueves, 29 de marzo de 2012

La sencillez de un "no puedo"

Siempre he sido yo la que a puesto la sal, el azúcar y los demás ingredientes en lo nuestro. Pero como ya sabes esto algún día tenía que terminar.
Te quiero y te llevo queriendo durante tres largos años. Decir esto, viniendo de mí, ya es mucho, no sabes lo que me cuesta sacar esto. Pero que iba a hacer ¿seguir engañándome? Mejor eso te lo dejo a ti, se te da mejor.


Quiero decirte que has sido mi guía, mi sonrisa ante todos los problemas, mi consejero, mis oídos y mis ojos. Has sido mucho más que un amigo y eso se ha ido demostrando poquito a poco. Tú has sido las ganas de llegar a casa para abrir el ordenador y leer tus mensajes, has sido las ganas de ir al instituto para poder verte y regalarte una sonrisa furtiva, secreta. Has sido la razón mis insomnios, y mis ganas de morirme en las clases de historia del día siguiente. También has sido la razón por la que mi madre a las tantas de la madrugada venía chillando a quitarme el portátil. Que quieres que te diga más, ya lo sabes todo...
¿Sabes cual fue mi error? Cruzar la raya de la amistad, empezar a sentir algo que nunca debería de haber existido. Pero ya sabes como van las cosas del corazón. Y ahora lo estoy comprobando, estoy comprobando como con todo el daño que me has hecho te sigo queriendo.
Pero ya da todo igual, dan igual los miles de mensajes, de risas, de miradas, de sueños, de recuerdos, de lágrimas y sobre todo de amor que teníamos. Esto se va pareciendo cada vez más a un ultimátum. Lo necesito, no aguanto más tonterías que me hagan sufrir día a día. No aguanto más que mi cara esté empapada y que las teclas del teclado estén nadando entre mis lágrimas. Simplemente ya no lo aguanto. Ya no sé que más decirte, te aseguro que podría decir cosas y cosas, llenar 8 hojas de nuestros recuerdos, pero al pensar en ti me quedo en blanco.
Espero que un día volvamos a retomar estos preciosos sentimientos que se quedarán en un huequecito a la espera de una nueva sonrisa o de un nuevo "Buenos días".

Hasta pronto, M.

martes, 20 de marzo de 2012

El aire que respiro.


Ella llorando y gritando en su cuarto:
Soy una estúpida, una imbécil por creerme todo lo que me decía y me juraba. Ya veo que nunca me quiso, que todas las palabras y los besos se los llevó el viento. Que jugo muchísimo conmigo, que solo me utilizó para no estar solo. ¿Que no podía vivir sin mi? Ja eso se quedó en el aire. ¿Que esto sería para siempre? Si para él el siempre son unos meses... ¿No se dio cuenta de que era la única que le hacía sacar una sonrisa? Pero estoy segura que te olvidaré, ya encontraré a alguien que de verdad me sepa valorar y querer como yo a él. Que te vaya bonito. Y ten por asegurado que si algún día quieres volver ya no estaré esperándote.
 
El en si habitación gritando y rompiendo cosas:
Joder, porqué hice lo que hice. La quería, lo juro, era la mujer de mi vida. Soy imbécil y un gilipollas por no ver lo que tenía en mis brazos. Hacía que fuera yo de verdad, era la única que hacía que saliera mi sonrisa mañanera. No se merecía tantas mentiras, lloros, discusiones. Jugué con mis propias mentiras, ¿Porque quise ocultarle que la quería y que sin ella no era nadie? Me arrepiento tanto. Siempre ella ha sido el aire que respiro. Mi cabeza es incapaz de no pensar en un nosotros, en un beso suave de buenas noches, en hacer la cuenta atrás para nuestro nuevo aniversario. No sé como evitar no recordarte pero la verdad es que uno no sabe lo que tiene, hasta que lo pierde.
-Hijo ¿que te pasa?
+Nada mamá, que me han roto el corazón.

jueves, 15 de marzo de 2012

Pedacitos de amor delirando.

Millones de situaciones, de compañeros de viaje, de personas que te dan tu hombro para llorar, esas que te dan un besito en la mejilla. ¿Quién no puede sentir algo más por esas personas? Sé que solo es una amistad, o por lo menos para él. Pero que quieres que haga cuando quiero escuchar su voz, cuando una sonrisa sale de su boca al verme, cuando me dice que soy su chica. Es una amistad, lo sé. No quiero sentir lo que por dentro de mí revolotea y quiere escapar. Sé que tan solo es una línea que hay que cruzar, aparentemente parece fina pero para mí es como un acantilado. En una mano tengo a mi mejor amigo y en la otra al mismo chico de los ojos vidriosos, el hombre de mi vida.
Somos amigos, no para de repetírmelo, pero mi cabeza no quiere creérselo aún. 


Tenerle cerca, notar su voz en mi oído diciéndome que todo va a ir bien, que me merezco algo más; Ingenuo no sabe que lo que me merezco es a él, exclusivamente. Ver el móvil y ver su nombre. En mi fondo de pantalla allá está él de nuevo. En las fotos de mi habitación otra vez, en la chaqueta que me regaló, en el perfume que tanto le gusta, en mi almohada... 


Es una necesidad, un bien necesario, como respirar. Sé que mis días sin su compañía se volverían grises en un chas. ¿Debería arriesgar? ¿Debería seguir adelante? Solo puedo decir que quiero hacerle sentir especial, que cuando su piel, accidentalmente, toca la mía, vuelo. No me cortes las alas, acompáñame a ver las nubes, desde ahí arriba todo se ve mucho mejor.


miércoles, 14 de marzo de 2012

Te toco; y muero.


Estimada Cristina:

Ayer recibí una misiva de tu abogado donde me invitaba a enumerar los bienes comunes, con el fin de comenzar el proceso de disolución de nuestro vínculo matrimonial. A continuación te remito dicha lista, para que puedas solicitar la certificación al Notario.... y tener listos todos los escritos antes de la comparecencia ante el tribunal.

Como verás, he dividido la lista en dos partes. Básicamente, un apartado con las cosas de nuestros cinco años de matrimonio con las que me gustaría quedarme y otra con las que te puedes quedar tú.

Para cualquier duda o comentario, ya sabes que puedes llamarme al teléfono de la oficina, de ocho a cuatro, o al móvil, hasta las once y estaré encantado de repasar la lista contigo.

Cosas que deseo conservar:
- La carne de gallina que salpicó mis antebrazos cuando te vi por primera vez en la oficina.
- El leve rastro de perfume que quedó flotando en el ascensor una mañana, cuando te bajaste en la segunda planta, y yo aún no me atrevía a dirigirte la palabra.
- El movimiento de cabeza con el que aceptaste mi invitación a cenar.
La mancha de rimel que dejaste en mi almohada la noche que por fin dormimos juntos.
- La promesa de que yo sería el único que besaría la constelación de pecas de tu pecho.
- El mordisco que dejé en tu hombro y tuviste que disimular con maquillaje porque tu vestido de novia tenía un escote de palabra de honor.
- Las gotas de lluvia que se enredaron en tu pelo durante nuestra luna de miel en Londres.
- Todas las horas que pasamos mirándonos, besándonos, hablando y tocándonos. También las horas que pasé simplemente soñando o pensando en ti.

Cosas que puedes conservar tú:
- Los silencios.
- Aquellos besos tibios y emponzoñados, cuyo ingrediente principal era la rutina.
- El sabor acre de los insultos y reproches.
- La sensación de angustia al estirar la mano por la noche para descubrir que tu lado de la cama estaba vacío.
- Las náuseas que trepaban por mi garganta cada vez que notaba un olor extraño en tu ropa.
- El cosquilleo de mi sangre pudriéndose cada vez que te encerrabas en el baño a hablar por teléfono con él. 
- Las lágrimas que me tragué cuando descubrí aquel arañazo ajeno en tu ingle.
- Jorge y Cecilia… Los nombres que nos gustaban para los hijos que nunca llegamos a tener.

Con respecto al resto de objetos que hemos adquirido y compartido durante nuestro matrimonio, el coche, la casa, etc. solo comunicarte que puedes quedártelos todos. Al fin y al cabo sólo son eso:… objetos.
Por último, recordarte el n º de teléfono de mi abogado.... para que tu letrado pueda contactar con él y ambos se ocupen de presentar el escrito de divorcio para ratificar nuestro convencimiento.

Afectuosamente, Roberto.


viernes, 9 de marzo de 2012

Y luego dices que no me entiendes.


Creo, de verdad, que nunca estaremos de acuerdo. Nos contradecimos día a día. No podemos vivir juntos pero que ni se les que ocurra decir que viviremos separados. Es mejor quedar como "amigos". Pero los dos sabemos que no somos eso. Cada día uno cambia de opinión,mientras que el otro mantiene la suya. Cuando uno no va, el otro está detrás y viceversa. No comemos ni dejamos comer. Sabemos que lo nuestro no es lo común. Sabemos que los dos un día u otro nos desnudamos con la mirada. Tenemos un deseo que, de momento, está stand by. ¿ Será orgullo? ¿Será misterio o intriga? ¿Será no darlo tan fácil? ¿Seremos un premio mutuo?

sábado, 3 de marzo de 2012

RV.

No nos damos cuenta de lo rápido que pasa el tiempo. Los días pasan al lado nuestro sin darnos cuenta. Los meses y los años pasan como un suspiro.
Me acuerdo cuando llegamos al instituto, con toda toda nuestra ilusión y nerviosismo. Y ahora estamos a un paso de terminar. Estamos a un paso, a tan solo unos días de nuestro querido viaje. Del viaje de nuestras vidas. Me acuerdo cuando decíamos que todavía nos quedaban cuatro años para realizarlo. ¿Y ahora? esta a la vuelta de la esquina. Por un lado tengo muchísimas ganas de que por fin sea 9 de Abril pero si veo el lado malo, veo que ya todo termina. Que nuestras vidas van a pegar un giro de 180º.
De verdad que no quiero que el tiempo pase, ojala tuviera una máquina o un superpoder que hiciera que este parara en seco. Pero ahora me doy cuenta que la gente que quiero se va ha empezar a ir al igual que yo. Y lo único que quiero es que esta semana sea inolvidable, que mire atrás y vea a mis niñas riendo sin parar con las Ray-Ban puestas durante todo el día. Quiero ver el estrés por no tener tiempo para arreglarte. Quiero estar hacinadas en un camarote y sentirme completa. Quiero subir al avión agarrada de la mano de alguna de mis chicas y que estas me digan que no me preocupe que todo va ha salir bien. Quiero montarme al autobús y hacer el mítico gesto. Quiero no dormir durante esos días, disfrutarlo al máximo. Quiero ver la puesta de sol al final del océano mientras cantamos y bebemos en el jacuzzi. Quiero vivir este viaje con la gente que más quiero, quiero aprovechar el poco tiempo que nos quede juntos y vivirlo al máximo. Que coño, va ha ser la semana de nuestra vida. Porque chicas ¡Nos vamos de crucero!


sábado, 25 de febrero de 2012

El motor de mi corazón.

-Jo, no vale. Dime ¿Que voy ha hacer si tú te vas? ¿Con quién voy a compartir mis helados gigantes de yogur de amareras? ¿A quién voy a dar todos los besos que te doy a ti? ¿Quién me agarrará la mano por la calle y me preparará el desayuno por las mañanas? ¿Quién hará que mis noches sean más cortas? ¿Quién me dirá: Estudia, pequeña, estudia? ¿Quién me dirá lo que he hecho mal? ¿Quién me tendrá una sonrisa siempre preparada? No quiero que te marches de mi lado.
+Cariño, ya sabes que tengo que irme, solo será un año.Pero haré algo para que este tiempo pase rápido. Te juro que te escribiré todos los días, te llamaré y hablaremos durante horas. Haré que el sol salga con más luz para que puedas despertarte sin mí. Haré que el viento corra más deprisa y que sin que te des cuenta estés conmigo. Te juro que haré todo eso y más.
-No ves. Te necesito en mi vida. eres mi pilar, ya lo sabes.
+Y tu eres para mí el edificio entero.
-Y tu eres tonto...Mi tonto.
+Solo el tonto con más suerte de este mundo. No todos los tontos tienen la oportunidad de encontrar a la mujer de su vida.
-Te quiero y esto si que nunca se podrá marchar.


Decidiste volver a caer.

Sigues diciéndome que estas mejor así, solo, soltero. Disfrutando de amores de una noche. Sin tener discusiones, sin necesidad de mentiras, sin nerviosismos por tenerla delante. Me dices que estás mejor sin hablar con ella, sin volver a encontrártela. Me dices que estas mejor descubriendo el juego que tenemos los hombres y las mujeres. La psicología inversa, las ganas de sentirte un adolescente de nuevo. Eso no te lo voy a negar, en tu cabeza eres uno de ellos. Quieres convencerme de que ya te da igual mirar tu buzón y no ver sus cartas. Ver que ya ha podido pasar página, aunque eso para ti sea imposible. Sigues diciéndome que no quieres mujeres así o asao. Que no quieres que te agobie, que le cuente a sus amigas cosas sobre vuestra relación, que le guste salir de fiesta contigo, que no se entregue tanto de buenas a primeras, que te diga que eres tonto, que tenga un poco de misterio... Estas cosas en la teoría están muy bien, en la teoría. Pero ¿sabes? Un día, cuando menos te lo esperes, encontrarás a alguien que seguro posea esos defectos que tú tanto criticas.Y te darás cuenta que lo que algún día dijiste te da igual, porque sabes que es ella. Y que es perfecta con todas esas imperfecciones que un día tanto odiaste.




El mejor tipo de amor es aquel que despierta el alma y nos hace inspirar a mas, nos enciende el corazón y nos trae paz a la muerte.
Eso es lo que tú me has dado y lo que esperaba darte siempre. Te quiero y ya nos veremos.

viernes, 24 de febrero de 2012

As well as the story became.

Seguro que cuando me vuelves a llamar, borras las llamadas para no dejar rastro. Seguro que cuando te pones mi bufanda dices que te la regaló un colega. Seguro que cuando ponen nuestra canción cambias de emisora. Seguro que cuando te preguntan sobre tus relaciones a mi me saltas. Seguro que ya no te acuerdas de todo lo que nos decíamos, de todo lo que disfrutábamos con nuestra compañía, seguro que ya no te acuerdas de mis ojos vidriosos al verte, ni tampoco cuando te lanzaba besos desde el coche, mientras te esperaba y me preguntaba si era un sueño, si por fin te tenía.Seguro que yo no te acuerdas de mi color favorito ni de mi comida favorita. Seguro que borraste todos los recuerdos y planes, todos los lloros y risas.
Pero ahora es muy diferente, la cosa a tomado otro nivel. Una siempre conoce cuando la batalla está perdida, y este es el momento. Es el momento de marcharme con el rabo entre las piernas por no conseguir el propósito. Otras jugaron mejor, tenía más poder.  Ya no queda nada de todo aquello. He tocado el punto dónde ya no hay que luchar, solo resignarse. en dónde la vida sigue pero sin nada de él en mi vida. Me haría más daño.


-Porque donde antes estaba mi nombre grabado con tinta, ahora solo hay un borrón de tipex con otro nombre en boli rojo.

Si me ves, te suplico quédate.

Todo en esta vida tiene una explicación. Todo. Durante unos meses he andado buscando besos borrachos de personas sin nombre, sin una vida detrás, la verdad no me interesaban esos detalles. He buscado fielmente una mano que estuviera ocupada con mi culo. Sentirme de nuevo bien, deseada. He buscado de nuevo miradas furtivas y peligros con consecuencias. Durante unos meses no he sido yo, ha salido mi peor cara. Esa a la que le da igual el interior, la que solo busca una fachada para divertirse. He abandonado a mi gran compañero o deseo de esta vida, el amor. Me dejó muy marcada, me hizo mucho daño. 
He bebido,  he bebido mucho, pero todo tienen su explicación, necesitaba recuperar líquidos. Mi cuerpo se estaba desecando. He agarrado demasiadas manos, quería borrar su camino. También he fumado mucho, necesitaba tener de nuevo esa necesidad de volar. No he pensado las cosas y he vivido a partir de impulsos. 
Todo el mundo habla, juzga, critica sin saber nada, solo las apariencias. Pero yo tengo que reiterar que todo tiene una explicación. Nadie, nadie sabe el porqué de mis actos, de mis amores de luna llena. Aunque haya cambiado un poco sigo siendo la misma tonta de siempre. Sigo teniendo al mismo en mi cabeza, esperaba que con mis actos, con mis distracciones fuera escapándose, en silencio.
 Por el que beso, por el que bebo, por el que río, por el que lloro, por el que soy materialista y mala, por el que fumo, por el que dejé de ser yo. ¿No veis? todo tiene una explicación.


jueves, 9 de febrero de 2012

Me acuerdo de tus piernas, todavía.

-Recuerda que dejamos de ser dos cuando nos enamoramos.

Aparentemente es buen comienzo, no digo que no. Que el chico que te guste, antes de darte tu primer beso, te diga eso hace que el día sea un poco más alegre. Con su dulce voz de 17 años, con sus ojos verdes y su pelo castaño hacia un lado. Hay que ver lo previsor que fue. ¿Como sabía todo lo que nos iba a pasar? ¿Como sabía que sería el chico de mis sueños durante dos cortos años? ¿Como lo supo?
Mi primer beso al igual que las demás primeras veces no fueron muy espectaculares, no salieron fuegos artificiales ni mucho menos pero fueron con él mirándome desde desde el cielo con aquellas estrellas a las que la gente llama ojos, no tiene sentido. Era y es mi grandullón, mi pilar.

+Siempre va a haber mujeres mas bonitas que tú, tan solo tienes que encontrar al chico al que eso no le importe.

miércoles, 8 de febrero de 2012

Siempre tuvimos los días contados.

Dime dónde estabas cuando no podía ni con mi propio cuerpo, dime dónde estabas cuando mis ojos no aguantaban más lágrimas, cuando no podía respirar, cuando ya ni me acordaba de pestañear. Tampoco estuviste cuando amanecí con el pie izquierdo, cuando mi profesor me llamó mediocre, cuando cientos de poemas curaban mi fiebre. Tampoco estabas cuando nadie me apoyaba por conseguir mis logros, mis planes. No estuviste cuando me hacía falta un hombro como almohada, cuando me hacían falta unos besos húmedos para agotar mi sed. Dime dónde estabas cuando el cielo estaba gris, cuando ya no tenía ganas de subir más cuestas imposibles y de volverme a levantar. Dónde coño estabas cuando ya no podía decir que estaba bien, cuando tenía que mentir a mi gente para que no se preocuparan. Dónde estabas cuando tenía un día bueno, un día pletórico, cuando quería derrochar amor con todo el mundo, dime dónde estabas. Creo que sé dónde estabas. Estabas en ese lugar contestando a otra chica todo lo que hoy te pregunto.
- Amiga de la soledad, soy como un caminante sin camino.

martes, 7 de febrero de 2012

It´s too could outside.

-Corre, date la vuelta, aún estás a tiempo. ¡No seas tonto! Todavía la tienes en el bar, esperando a que vuelvas a aparecer por la puerta buscando de nuevo su mirada. 
+No me va a querer mirar.
-Ella te quiere, te quiere con todo su corazón. Ella está deseando que vayas y que le comas la boca delante de toda esa gente.
+Es muy tímida, eso nunca lo haría.
-Siendo tú hasta haría puenting y ya sabes el miedo que tiene a las alturas.
+¿Tu crees? No quiero que me des ilusiones, la quiero, pero me da miedo abrirme, me da miedo que me haga daño. Esto nunca me había pasado antes. Hace tan solo unos meses era yo quien jugaba con los sentimientos de las tías y mírame ahora.
-Tío el amor hace milagros, y más esa chica que se los merece todos.
+La verdad.
-¿Y que haces todavía aquí? Si se te está cayendo la baba tan solo al hablar de ella, y al escuchar su nombre. Corre, corre por una vez detrás de una chica.
+Me voy a por ella, ahora sí que sí. Quiero que sea mi princesa y mi única niña. Quiero que sea mi San Valentín. Me voy y gracias.
-No te olvides decirle que le quieres, que todos sabemos como se te olvida hasta tu nombre con solo mirarle a los ojos- le dije gritando.

Midnight sun.

En ningún momento he pedido ni te he exigido que estés como una lapa pegado a mí todo el día, al igual que tú,  yo también necesito mi espacio. Tampoco que estés todo el día diciéndome lo mucho que me quieres. Ya que ahora ya no queda nada. Solo quería explicarte el porqué de mi enfado y del fin de nuestra corta relación. Considero, que tampoco fui muy exigente contigo. Tampoco las cosas fueron fáciles para mí, lo sabes. ¿Sabes lo único que quería cuando tuvimos esa gran discusión? Que cogieras el móvil, como tantos días hacías para llamar a tus amigos, y me pidieras perdón. ¿Conoces esa palabra? ¿Esta es tu vocabulario? Yo nunca te la he escuchado. Al igual que tú yo también soy muy cabezota y tengo mucho carácter pero no me cuesta nada reconocer lo mal que he hecho las cosas. No me cuesta nada pedirte de nuevo perdón por mis formas y mi mal carácter hacia la persona que quiero con todo mi corazón. No me cuesta nada "agachar la cabecita" y pedirte que vuelvas, que mi cama, el perro, el armario, la tostadora y el sofá te echan de menos. 




- Las cosas más bonitas y verdaderas salen del corazón sin necesidad de pasar antes por el cerebro. Las cosas son más sencillas de como las pintan.

Drunk.

No sé que hubiera hecho si tu hubiera vuelto a ver, no sé si me hubiera vuelto a caer al suelo, o si empezaría de nuevo a gritar como una niña sin su muñeca. Tampoco sé si me hubiera lanzado de nuevo a tus brazos o si hubiera pasado a tu lado sin ni siquiera mirarte a los ojos. No sé si hubiera llorado o si hubiera sonreído al verte de nuevo. No lo sé, y no lo sé porque no estaba a tu lado, no estaba en esa ciudad, tan nuestra en tantos momentos. No pude ir, me fue imposible. ¿Y si no debía verte? ¿Y si de nuevo el destino hubiera jugado con nosotros pero al revés? Siempre nos había beneficiado, siempre había hecho que nos volviéramos a juntar, en el momento y en el lugar oportuno. Siempre había apoyado lo nuestro, creo que uno de los pocos que lo hizo.
La verdad que no sé que hubiera hecho, hace unos meses lo tendría seguro. Hubiera corrido hacia ti, no te hubiera dejado escapar, no hubiera malgastado el tiempo y hubiera usado todas mis armas de mujer para volver a atraparte en mis redes. Pero ahora, ahora las cosas han cambiado demasiado, el tiempo hace meya. El amor, se ha ido. Bueno eso de que haya desaparecido así sin más tampoco puedo asegurarlo. Puede que siga escondido, puede que este esperando a volverlo a ver o puede que se este apagando poco a poco. 
Es lo bueno que tenemos las chicas enamoradizas, que al principio todo es muy fuerte, te duele tanto amor, y más si no ves que esa cantidad de amor no es compartida ni mucho menos igualada. Lo bueno es que fácil viene, fácil se va, al menos aparentemente. 
¿Puedo hablar de quererle? Creo que no. No digo que todo eso que sentía se haya perdido. Sino que más que a él, echo de menos como me hacía sentir cuando hablaba horas y horas con él, cuando por fin nos veíamos y las horas pasaban y pasaban y nosotros estábamos igual con nuestra sonrisa en la boca y con nuestros ojos vidriosos de deseo y tristeza porque al día siguiente todo sería mas difícil, todo sería más y más imposible. Los dos éramos conscientes de ello. Estábamos haciendo algo prohibido, algo peligroso, los dos agarrados de la mano. Hablo de él como si estuviera enamorada, y de verdad que no puedo decir ni que sí ni que no. También echo de menos poder contar con una persona siempre, estar mal y llamarle a la hora que fuera, llorar delante de él y que no me diera vergüenza. Eran tantas cosas. Eran tantas cosas que se quedaron perdidas o tal vez, igual que mi amor, estén escondidas esperando a un nuevo encontronazo con el destino, a un nuevo café con leche con dos azucarillos, a un nuevo bar, a un nuevo amor.

domingo, 29 de enero de 2012

You´re all I want.

"Negué tratos con Cupido,lo puse en mi lista negra y lo eché al olvido.Me aficioné al Ron, a la noche, y a los hombres poco recomendados.La gente los llamaba "malos", yo los apodé como antídotos de un pasado insano.
Mis despertares nunca eran iguales, las camas siempre contenían un nuevo visitante. Me gustaba ser parte de sus deseos oscuros, pero sin compartir un mismo mundo. Usar y tirar, hacer y desechar, no había más. Una nueva rotura en cada aventura, pérdida de dignidad en cada salida a oscuras. Y mi vida se iba convirtiendo en una completa basura.
Ahí, entre desechos me encontraste, con el rimel corrido y nada que ofrecer en los bolsillos. Llena de dudas, de desgracias y de infortunios. Me cogiste de la mano, me miraste a los ojos y contra todo pronóstico, tu mirada me sacó de mi camino trágico. Tu luz hizo mella en la oscuridad de mi vacío, y el mundo por fin tuvo sentido. No supe lo que era el cielo hasta que tus manos tocaron mi pelo. No comprendí jamás lo que era el amor hasta que tu cuerpo hizo forma en mi colchón. Otra manera de adicción."

martes, 24 de enero de 2012

Que agarres fuerte mi mano si viene el miedo a robar los sueños.

¿Se puede tener a dos chicos en lo cabeza? ¿Puedes ilusionarte con otro si tu corazón sigue ocupado? ¿Puedes querer a dos personas al mismo tiempo? ¿Se puede terminar con meses de relación por una nueva persona? ¿Se pueden revivir todos esos momentos con una persona nueva? ¿Merece la pena acabar con todo aquello si tu corazón te lo dictamina? Muchas de estas respuestas las conozco, han aparecido en mi vida varias veces.

Quién diría que después de meses de relación, de mucho amor, horas y horas juntos, de risas, de lloros, de chillos e insultos todo terminara. No me llegué a dar realmente cuenta de que me merecía mucho más hasta que él apareció. Un nuevo chico, una frescura, naturalidad y alegría preciosa, que hizo que día tras día, esa ilusión que llevaba escondida demasiado tiempo saliera y le sonriera. Me merecía lo que él me daba. Me merecía estar feliz y quitarme preocupaciones y discusiones, no me hacían bien. Me merecía cambiar de aires, tanta maría me estaba dejando tonta. Me merecía hacer lo que yo quisiera cuándo y dónde quisiera. Me merecía a otro chico, a uno nuevo, a él.

Aunque tú no lo sepas.


 -Aunque tú no lo sepas me he inventado tu nombre, me drogué con promesas, y he dormido en los coches. Aunque tú no lo entiendas nunca escribo el remite en el sobre por no dejar mis huellas. Aunque tú no lo sepas me he acostado en tu espalda.


Sé que tampoco puedo pedir que te fijes en mí, que te llame la atención, que te guste y que, algún día, llegue a formar parte de tu vida. No puedo pedirte que te ponga o que te guste físicamente ya que no soy una chica explosiva o, simplemente, que seguro no aprobara los requisitos mínimos de una tía buena. Sé que tienes a millones de chicas esperándote en tu cama, y que tu móvil está continuamente vibrando y sonando "With me" de Sum 41. Soy observadora y tengo mucha memoria y más si hablamos de ti y de tu vida. Sé que tus mejillas están continuamente brillando por el gloss de las chicas y que tus labios están continuamente rojos e hinchados por el gran funcionamiento que les das. Al igual que mi corazón al pensar y al pronunciar tu nombre. Sé que no sabes que existo y que este texto va para ti. Sé que para ti y tus amigos soy invisible. Pero te aseguro que te haría feliz, que esos días que tengas los ojos apagados te preguntaría el porqué de tu sufrimiento y que no me valga un estoy bien. Sé que te trataría como un rey y que te cuidaría como mi tesoro más preciado. Haríamos muchas cosas, muchos paseos, viajes, deportes, compras... Aunque no te lo creas somos muy iguales. Y por último sé que nada de esto pasará, que mi sueño no se cumplirá, pero quiero que sepas que siempre tendrás a una chica que vea en ti otras cosas. Cosas distintas a tus músculos y tu preciosa mirada.

lunes, 23 de enero de 2012

Sé lo que pretendes.

Noto tu aliento detrás de mi nuca. Noto poco a poco como tus besos comienzan por la oreja hasta terminar en el cuello. Miro hacia atrás y veo tu sonrisa picarona del viernes noche. Noto como tus manos comienzan a bajar por la espalda haciendo la línea recta de la columna. Me tiras a la cama. Yo río, te sonrío. Te miro, y en mi cabeza me pregunto como puedo ser tan afortunada. Me besas, te beso. Veo como te comienzas a quitar la camiseta. Enseñas tu dorso desnudo y moreno. Sabes perfectamente que eres mi perdición. Mi locura, mi insomnio. Me quitas la camiseta y comenzamos con la canción. Comienzas a jugar y se me ocurre una gran idea: no dártelo todo en las manos, consíguelo, lucha, la recompensa en una noche en mi cama. Vuelves al cuello, pasas por la boca. La temperatura vuelve a aumentar estrepitosamente. La ropa empieza a estorbar, a no hacernos tanta falta. Ya no se escuchan los ruidos de los coches en la calle. Solo se escuchan las ganas, el deseo y el ir y venir de besos eternos. Las manos comienza a entrelazarse. Y cuando quiero darme cuenta estoy desnuda y con tu cuerpo encima del mío. El juego ha empezado.




Todos tus secretos.

Marta Hermosilla Garrido. Seguro que este nombre a muchas personas no les diga nada y a otras muchas si. Esta soy yo. Simple. 
Soy una chica muy muy común. Nada fuera de lo normal. Típica morena, alta, con ojos medio marrones medio verdes. Pelo rizado y lunar en la mejilla izquierda. 
Soy muy muy cariñosa, madura, con la cabeza bastante amueblada. Soy de esas que tiene que estar seria cuando la situación lo precisa y una loca de la vida el tiempo restante. Me encanta el humor y hacer reír a la gente que está a mi alrededor. La verdad es que igual soy muy sincera y mi lengua, muchas veces, no está conectada mi cerebro. Cosa que debería de cambiar. 
Soy muy a amiga de mis amigos, son mis tesoros así que los cuido muchísimo, se lo merecen. Soy muy risueña y a la vez muy llorica. También soy la típica romanticona ilusionada por encontrar a su hombre ideal. A un chico que me quiera tanto como yo a él, que me trate como una princesa y que para él lo sea. No soy una chica de rollos o de una noche, me gustan las relaciones serias y lo que ello conlleva. Para algunas cosas soy muy tradicional pero para otras me tienen que sujetar. 
Soy muy cabezota y tengo muy mala leche. Otra cosa mala es que carezco de orgullo, es muy triste pero así soy. Soy capaz de arrastrarme mucho por lo que quiero y no parar hasta conseguirlo. Soy caprichosa hasta más no poder. 
Me encantan las cosas prohibidas, las cosas difíciles, las cosas que aparentemente no están a tu alcance. Otra de mis cosas favoritas es la fiesta. Me encanta bailar y olvidarme de mis problemas aunque solo sea por unas horas. No me hace falta grandes cosas para pasármelo bien. Con tomarme un batido, unas palomitas y un trivial me siento feliz. Soy muy impulsiva y me encanta hacer planes de fin de semana. 
Soy de esas que hay días que está en casa y se pone a llorar durante horas. Tengo mucha memoria y los recuerdos no ayudan a pasar la soledad en mi habitación. Soy de esas chicas que coge cariño a la gente muy rápido, y que cuando ya no están en tu vida las echa mucho de menos. Soy muy transparente, todo se me nota. No puedo estar un día mal e intentar sonreír, no me sale, es como artificial. Yo creo que soy buena y amable. También soy muy tímida con los desconocidos, pero los conocidos tienen que meterme un calcetín en la boca para que de una vez me calle. 
Quien alguna vez me dijo que no llegó a conocerme fue porque él no quiso, porque medios y vivencias tuvo, un carro aproximadamente.

sábado, 21 de enero de 2012

Los seres humanos somos extraños, somos raros, somos frikis, el 90% de nosotros lo somos y no tiene  nada de malo. ¿A quien no le gusta ponerse los cascos y cantar a grito pelado? ¿Quién nunca ha visto, siendo adolescentes, dibujos animados? ¿Quien nunca ha cantado en un karaoke o se ha puesto a peinar de nuevo a su muñeca favorita? ¿Quien nunca se ha aficionada muchísimo a un juego del ordenador? En mi caso los Sims, lo reconozco. ¿Quien no se ha puesto hasta las botas de Nocilla y luego ha echado la culpa a otro porque el bote estaba casi vacío? ¿Quien no ha querido volver otra vez a párvulos para volver a echarte esas siestas? ¿Quien no ha querido volver a creer en los Reyes Magos y en el ratoncito Pérez?
Es maravilloso pensar que los humanos somos diferentes.


lunes, 16 de enero de 2012

Me bebí la razón, me fumé el corazón.

Las cosas serían mucho más fáciles si los días en los que entras en depresión no lloviera tanto. Todo sería mucho más fácil si fueras superdotado y los estudios te la resbalaran, todo sería mucho más fácil si estuvieras tremenda, de estas chicas que paran por la calle, que podría elegir entre cien chicos diferentes hasta encontrar al semi perfecto. Todo sería más fácil si mi orgullo y mi carácter no hubieran aparecido en nuestra relación. Todo sería mucho más sencillo si los celos, desconfianzas, mentiras fueran tan solo hipótesis. Todo sería más fácil si hiciera un poquito más de caso a las personas que me importan. Todo sería más sencillo si no me entregara tanto, todo sería más fácil si dejáramos sueltas a las mariposas del estomago cuando por fin le vuelves a besar. Todo sería más fácil si no te temblara todo el cuerpo cada vez que estas a unos centímetros de él. Todo sería más fácil si el olvido sí fuera una opción y no la lucha. Todo esto sería más fácil si no amara al amor y lo que ello conlleva. 


Sí, todo sería más fácil. Pero todos sabemos que las cosas sin riesgo y sin pasión las abandonamos, nos aburrimos y las dejamos tiradas. Las cosas fáciles no nos gustan, nos gusta recorrernos el camino largo, sufrir para conseguir las cosas, y sentirte orgullosa de tu premio, de tu esfuerzo. Este es el jugo de la vida. Ese jugo con el que bañamos todos nuestros momentos. La vida no es fácil, es muy jodida, y por eso la disfrutamos tanto.

domingo, 15 de enero de 2012

Tempus fugit


La vida como todo sabéis se acaba, lo sé es muy triste y yo lloro cada vez que me acuerdo. Muchas veces presenciamos nacimientos, esos momentos de felicidad en el que una nueva personilla que ni llega a los 3 kilos te hace feliz. Pero hoy, por desgracia me ha tocado vivir el momento en el que una persona se va. Lo sé es normal, la vida es así, pero una nunca se acostumbra a ver un ataúd bajar por las cuerdas y a tus amigos llorar.

No sé si después de esto hay un lugar azul, muy muy arriba de aquí en dónde todo es perfecto, como con un sentido angelical. No sé si hay un tío diciendo quién puede o no entrar, o si hay unicornios y nubes por todos los lados. Tampoco sé si alguna vez nos reencarnaremos y seremos mosquitos, o rocas, o nuevas personas. No sé si detrás de la muerte hay algo más pero lo que sí que sé es que esa persona no ha muerto. Aún sigue aquí en la tierra, dando calor y protección a sus familiares. Su recuerdo, sus actos, sus bromas, su cariño y sobre todo sus hijos, nietos, amigos siguen aquí recordándola día tras día. 

Ceniza somos y en cenizas nos convertiremos, siempre lo hemos sabido pero nunca estamos preparados para decir adiós a alguien importante en tu vida. Así que ya sabes, que esta vida termina, claro que lo hace y mucho más rápido de lo que nos pensamos. Es hora de perdonar, de no ser tan gilipollas, de no perder el tiempo con esas personas que no lo merezcan y menos hacerles un hueco en nuestra vida, ser felices, divertirnos y sobre todo construirnos una vida de la que poder estar orgullosos. Y que cuando llegue nuestra hora haya personas que cojan nuestro ataúd y nos lleven a dónde nunca despertaremos. Y que para muchas personas no muramos, estemos mucho mucho tiempo en su corazón. No pido más.


viernes, 13 de enero de 2012

En un simple charco, a veces, nos ahogamos.

La inconformidad en las personas es como tener dos ojos, una cosa natural que la tenemos sin saber como ha llegado a nosotros. Porque el hombre es inconformista por naturaleza. Todos, todos queremos y deseamos lo que no tenemos, lo que otros poseen y campan a sus anchas con ello.
Quien tiene el pelo liso lo quieres rizado, y viceversa. Quien tiene novio recuerda lo bien que antes estaba en la soltería, sin sufrimientos ni preocupaciones que no te incumben. Quien esta soltero ansía con todas sus fuerzas tener a alguien especial. Los jóvenes quieren ser adultos, y los adultos jóvenes. Hay gente que se queja del mucho frío que hace en invierno y del mucho calor que hace en verano. Gente que nunca puede parar de comprar ropa, rellena algún vacío en su vida. Quien tiene pocas tetas o culo le gustaría tener un poquito más y quien tiene mucho de las dos cosas mataría por tener menos. ¿No veis? Seguro que algunas de estas cosas os han sucedido, habéis pensado u os han contado a lo largo de vuestra vida. Si cuando yo digo que le hombre es inconformista será por algo.
Cierra tu puño: aprovecha y disfruta lo que tienes. Ya sabes que la avaricia rompe el saco. No me gustaría volver a coserlo.


Llueve y como siempre no a gusto de todos. Si soy cariñoso dices que te agobio, si me alejo un poco dices que paso de ti. Si te hago un regalo dices que te compro, y si no lo hago tengo algo por ahí. Si miro a una chica te pones de morros, y sino me dices deja de fingir. El caso es que nunca sea a gusto de todos.

miércoles, 11 de enero de 2012

De bar en peor.

No busques más, no rastrees más amores barriobajeros, no te pidas otra cerveza, no lo hagas. Aqui estoy yo. Y siempre lo estaré. Desnudame, juega conmigo ha hacer la perdición que toda mujer quisiera poseer. Quiereme por lo que pueda a llegar a ser en tu vida, tan loca y absuerda como la mía. Porque te darás la vuelta y mi mano estará buscando la tuya. Yo te voy a dar todo ese calor que buscabas en la barra del bar, todo el amor que algún día tu familia te dió, todos aquellos sueños que tuvistes y los deseschaste por impaciente. Y date cuenta, lo podrás hacer solo con mirarme, que tu sonrisa me volvió loca, siempre lo hizo. Y por mucho que lo haga por mucho que salte, no llego, me faltan un par de dedos para llegar a tu corazón y porfin lo tenga en mi puño y que siempre acompañe al mío dándole calor. Y siempre, siempre buscaré tu mirada entre los ojos de la gente.


- Tu sufres poque no sabes como parar el tiempo, yo sufro porque no sé de que color es el viento.

lunes, 9 de enero de 2012

¿Qué más tendrá que hacer? Disfrutar, solo eso.

 Lo que realmente quieres está mas cerca de lo que crees. Sólo extiende tu mano, hazte notar y más pronto de lo que crees alguien la cogerá y caminará junto a ti. No tengas miedo, las mejores cosas se hacen esperar simplemente por eso. Están esperando el momento oportuno, y a la persona adecuada que sea capaz de esperar aún sabiendo todo lo que se le viene encima.


-Ahora sé que los instantes sin importancia, en los sitios sin importancia fueron los momentos más importantes de mi vida.

jueves, 5 de enero de 2012

2011

Empiezo diciendo que esta entrada no va ha ser como la gran mayoría de las historia que escribo, no trata de amor o soledad, aunque algo de eso también aparecerá no puedo decir que no. Esta entrada es un recordatorio, un dossier, de todo lo que hemos y he vivido este gran año. Este ha sido nuestro 2011:

Este año ha tenido de todo, ha traído muchas, muchísimas cosas nuevas. Muchas personas nuevas y otras no tanto. Este año ha traído muchas horas de estudio en casa, y muchos quebraderos de cabeza, muchas cuentas. Este año ha traído muchas risas, de estas que provoca un fuerte dolor de tripa, que ya ni te sale sonido. Ha tenido muchos lloros, muchas relaciones rotas. Y es curioso como lo que más recuerdo de este año son las fiestas que nos hemos pegado, grandes. Y si miro este 2011 veo a él con su sonrisa y sus tonterías.

Ahora toca explayarme en cada tema. Comencemos con las cosas nuevas. Ha entrado mucha gente en mi vida la verdad. Pero sobre todo ha ido creciendo el amor que sentía por otras que ya estaban en mi vida. Nunca hubiera pensado que tendría tantas buenas amigas, lo juro. Yo si que puedo decir que tengo unas amigas amigas y seguramente estas no entren en una mano, poca gente puede decir eso. Estas hacen que este año haya pasado con una estrella fugaz, casi sin enterarme. Sin ningún problema, solo sonrisas verdaderas, orejas que quieren escuchar de verdad tus problemas y unos hombros muy mulliditos en los que poder llorar. Las quiero y este año ha hecho que este sentimiento se multiplique por diez. Las quiero, me quedo sin palabras.
Y ahora vienen los estudios, no le voy ha dar mucha importancia a este tema ya que es lo que debemos de hacer sin queja alguna, es por nuestro bien. Este año hemos estudiado, sí y mucho, pero esto no es nada comparado con lo que nos espera. Así que toca ponerse las pilas y sacar todo, hacer las cosas lo mejor que podamos y labrarnos un futuro. Que la cosa viene muy jodida.
Y ahora vienen las risas. Muchas, muchísimas. Somos así y así somas más felices. Hay que sonreírle a la vida coño, seguro que algún día lo haga por ti, estoy segura. La verdad es que no me acuerdo de un momento que diga este, este me reí muchísimo porque día tras día nos lo hemos pasado pipa. Pero estoy segura que los músculos de la cara no están muy contentos con nosotras, los hemos utilizado demasiado.
Y ahora que toca... a si, los lloros. Igual de este tema mejor paso, no quiero aburrir. Pero bueno esta entrada es de las cosas buenas y de este año así que tengo que cumplir. Si dijera que este año ha sido solo risas mentiría, porque, ahora hablo de mi, he llorado mucho, quizás el año que más. También puede que sea porque este año, mi vida ha pegado un giro de 360 grados. Los tíos han aparecido en mi vida y con ellos el sufrimiento, para que mentir. Pero si tengo que destacar un día sería el 17 de Noviembre, siempre quedará en mi memoria. Y tengo claro que este es el día que más he llorado y el día que peor me he encontrado sicológicamente de mi vida. No hace falta que explique lo que ese día paso, la gente que me conoce lo sabe y con eso me sobra.

Y de un tema tan triste a otra tan bueno. La fiesta, mi gran amiga. Este ha sido nuestro año y por supuesto no el de nuestros hígados. Ha habido tantas que no se ni por cual empezar. Solo citaré las más importantes y por supuesto las mejores. Empezamos con vueltas, no puedo hablar del 2011 sin nombrar esta gran fiesta. Esta ha sido la mejor de todo el año, con una mayoría aplastante de votos. Es poner calor, un río, mucho alcohol, miles de personas y una calle llena de bares y te sale el cóctel perfecto. También podría nombrar el gran verano que pasamos recorriéndonos los pueblo de La Rioja como si fuéramos tomboleros. No nos dejamos ni uno. Era un sábado sí y otro también. Gran vida la verdad. Las miles de noches por Nájera... Son tantos momentos que se escapan de mi alcance. Y para terminar Nochevieja, esta vieja amiga no podía faltar. Muchos colores, mucho baile, mucha bebida pero poco amor. Digamos que empezamos bien el año, y en mi caso de una forma un poco extraña dejémoslo ahí.



Y mi último tema de al año, el que más miedo tengo al explicar. Él, Omar, para quién no lo conozcáis, pocos seguro. No tengo miedo al decir su nombre porque ha marcado una etapa en mi vida, aunque me joda decirlo, pero tengo que ser sincera. Y espero que leas esto de verdad. Este año le conocí. Y la primera imagen al recordar este gran año es la suya, la suya con su americana negra besándome la frente desde las alturas. Por mi parte fue un flechazo, ya lo sabes te lo he dicho mil veces, desde que te vio fue un... Dejémoslo me pongo mal. No quiero volver a revivirlo otra vez demasiados dolores de cabeza me he llevado ya. Solo te digo que te seguiré buscando, siempre. Y que el 24 de Junio volveré a dónde nos conocimos, dichoso destino, y que ya no puedo ver un coche como el tuyo y no comprobar que no tiene un dragón delante de la insignia o unas gafas colgadas en el retrovisor. Para mí los 13 han tomado un nuevo significado, ya no les tengo miedo, no, ahora los afronto.

Y ya está aquí termina la historia de mi, de nuestro 2011. Y quiero que sepáis que he intentado contenerme pero ha sido imposible. Ha sido imposible que una lagrimilla no asomara por mi maquillado ojo. Son muchos, muchos recuerdos, y el 90% de ellos son buenos. Gracias a todos aquellos que han estado este año tan maravilloso conmigo, porque esto es gracias a vosotros, por cada una de esas personitas que han hecho que me levante y siga bailando. Os aseguro que quisiera para el tiempo y nunca irme de aquí, que nadie se fuera que estemos siempre juntos. No hay cosa que más me duela que tener que dejar estas cosas, y a estas personas, porque son realmente mi vida. Y pensar que es el penúltimo. Pero este que viene va ha ser grande, y si el destino quiere que no lo sea ya le daremos unas monedillas haber si toma otro camino en el cual salgamos beneficiadas. Os quiero tanto que hasta duele.

Siempre vuestra, Marta.